Posada
Presentación
¿Cómo Llegar?
Habitaciones
Zonas Comunes
Tarifas
Reservas
Comentarios
Libro de Firmas
Enlaces de Interés

El Burgo de Osma
Catedral
Plazoletas de la Catedral
Paseo de las Murallas
Carmen y parque público
Seminario
Calle y Plaza Mayor
Univer. de Santa Catalina
Hospicio
El Torreón
Paseo por el río
El Hospital de San Agustín

Excursiones
Parque Nat. de Rio Lobos
Fuencaliente
Rioseco
La Fuentona de Muriel
Abioncillo de Calatañazor
Alcubilla y Navapalos
Fresno de Caracena
Caracena

Rutas del Románico
Tierras de San Esteban
De El Burgo a Calatañazor
De El Burgo a Ucero
De El burgo a Tiermes
Contacto
C/ San Pedro de Osma 19
42300 Burgo de Osma
Soria.
975 360 362 975 340 625


Paseo por el río

 

 

Empieza junto a la Posada del Canónigo en una zona ajardinada de nueva realización, solar edificable que hace un año que el Ayuntamiento compró a un particular para que no fuese edificado.

 

Esta zona está diseñada como zona de expansión visual, pues anteriormente existía un molino de harina que impedía la vista de la muralla sobre la que se asienta la Posada del Canónigo y a la que se adosaba una casa de color rosa que se conocía por su color.

 

Atravesando esta primera zona pasamos ante la Iglesia del Carmen y unos Tilos magníficos bajo los que podemos encontrar un cobijo de sombra en verano y que dan paso a la entrada al Parque propiamente dicho, creado como un arboretum, en el que se encuentran mas de cincuenta variedades de arboles distintos y mas de cien arbustos representativos de la zona climática donde nos encontramos.

 

Chopos a lo largo del cauce del río dan sombra al viandante junto al mismo y por el interior una pérgola natural realizada con Plátanos entrelazados al modo del Paseo del Espolón de Burgos, con Arces, Enebros, Cipreses, Robles y arbustos como los Berberis o Agracejos, Madroños, Durillos, Piracantas, Cotoneaster, etc. dando acceso a la zona de juegos para los niños y el puente nuevo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Si pasamos por debajo del puente veremos una de las pequeñas represas que forman las láminas de agua del río y que rumorean a nuestro paso hasta llegar a la confluencia de los ríos Ucero y Avión junto al Molino del Avión.

 

 

 

 

Los chopos vuelven a realizar un paseo cubierto sobre nuestras cabezas, que en verano vamos a agradecer a la naturaleza la sombra que produce sobre el camino. Los pájaros nos acompañan en este recorrido saltando de rama en rama como queriendo saber quien es el paseante.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Saltamos a la zona pavimentada, que sirve de calzada para viandantes y ciclistas y que no la dejaremos hasta la presa de La Güera. La primera edificación que nos vamos a encontrar es la Huerta de Santillán, una casa de campo preciosa que en su interior dispone de algunos restos arqueológicos de la zona y que se pueden observar desde la calle, así como de unos nogales de porte excepcional. La Torre del Agua, edificación del siglo XV y junto a ella el Puente Romano, que une esta ruta con la población de Osma, cuya entrada se encuentra flanqueada por la Iglesia de Santa Cristina, en cuyo interior se conserva el cuerpo incorrupto de la Santa.

 

 

 

 

 

 

 

Siguiendo nuestro paseo, nos vamos a encontrar con ensanchamientos de la ribera del río en la que aparecen nuevas zonas de esparcimiento y juegos infantiles, así como árboles de distintas especies y arbustos como el romero, tomillo y otra aromáticas. Nuevas represas crean láminas de agua que reflejan los movimientos de las hojas en los chopos y álamos que circundan el río.

 

 

 

 

 

 

Antiguas canteras de piedra nos aparecen a lo largo del paseo en esta parte, que debieron suministrar las piedras que conforman las casas de el Burgo de Osma así como de la Catedral, estrechándose a continuación en el llamado Cañón del Ucero, paredes verticales erosionadas por el río en miles de años de pasar tranquilo entre ellas. La umbría en esta zona es magnífica en verano, sombra producida por la altura del acantilado, y sobre el que anidan en sus oquedades diferentes clases de pájaros, desde la corneja al jilguero o el gorrión común o el colirojo tizón.

 

 

 

También veremos a nuestros pies, correteando entre la hierba, los lirones comiendo todo tipo de semillas y los lagartos verdes, mas cautelosos, correr en sus cacerías entre los bordes ajardinados del paseo.

 

 

 

 

Al final de nuestro paseo habremos andado unos tres kilómetros, pero no nos habrán parecido largos, ya que la mirada estará continuamente descubriendo hermosos rincones, agradables vistas, pájaros y animalillos que nos habrán distraído todo el camino. La presa dará fin a este primer paseo verde que la población del Burgo de Osma a realizado para sus habitantes y visitantes.

 

 




Tilos del Carmen



Arboretum



Arboretum



Paseo Platanos



Molino de Avión



Paseo Chopos



Huerta Santillan



Nogales



Torre Del Agua



Puente Romano



Cañón del Ucero



Cañón del Ucero